Galería de personajes Ventana de opinión Literatura en la distancia Viaje sentimental
Portada


 

¿Cuáles son las necesidades que tenéis? ¿Qué proyectos hay en marcha?

¡Jaja! Muchas, porque cuanto más crece la escuela, hay que hacer frente a más responsabilidades. Por ejemplo, en el caso de la construcción, falta el alumbrado, un buen acabado en las puertas y ventanas; por otro lado, para los profesores, el material pedagógico; luego, los niños, que no disponen de espacio suficiente, por eso es necesario aumentar las aulas.
También nos preocupa el tema de la nutrición, porque sabemos que hay niños que se duermen en la escuela, a las nueve y diez de la mañana, porque ya no pueden más, y sabemos los motivos, pero no está en nuestras manos el dar un desayuno escolar. Querríamos poder financiarlo a través de una donación especial para ello, encontrar un padrino que financiara este desayuno. Aunque ya hemos logrado algunas cosas en este sentido, creamos hace dos años un comedor popular y se dan comidas a 50 niños, además de a 30 personas necesitadas de la zona.

Por otra parte, nos gustaría contratar a una trabajadora social para poder hacer talleres con los padres y ocuparse de los problemas familiares y de la comunidad.

En fin, muchas cosas.

 

El patio de la escuela

 

¿Habría todavía más niños en la zona que querrían ir a la escuela? ¿Os faltan posibilidades para cubrir esta demanda?
Claro, si nosotros tuviéramos más terreno; o financiación para poder hacer más grupos, pues lo haríamos, porque la necesidad existe. La escuela tiene mucha demanada, es masiva, porque es muy barata. Es triste ver en el mes de abril el rechazo de las solicitudes, se crea mucho resentimiento en las madres, no pueden entender por qué a su hijo no lo tomamos, por eso he dejado de ir en esas fechas.

¿Cuáles son tus sueños, Margarita?
Terminar de verdad la escuela, conseguir acabar bien el edificio, que la cocina esté puesta con todo lo necesario; que los niños tengan el material escolar...

De todas formas ¿estás contenta con el trabajo que habéis hecho?
Sí, claro, se ha hecho muchísimo. Estoy contenta y atenta, no descanso, no paro, sempre hay algo que hacer. Estoy contenta porque por ese motivo, por esos niños, tengo ganas de levantarme y de salir a trabajar.

 
Asociación Ojalá